Juanmgeo/Introducción

Introducción La Internet y sus tecnologías dejaron hace un tiempo de ser parte exclusiva del mundo virtual para ser una influencia cada vez más presente en el mundo físico que habitamos. Con el paso del tiempo Internet sale del ámbito de las computadoras personales para ingresar a todo tipo de dispositivos que ocupan áreas cada vez mayores de nuestra experiencia cotidiana. Las ubiquidad de las redes sociales en la vida de las ciudades, los beneficios y riesgos del big data, las nuevas formas de organización del trabajo y otros cuestiones vinculadas a la expansión de la red de redes serán las analizadas en este estudio. La velocidad del desarrollo presenta grandes desafíos y oportunidades siendo el motor de profundas transformaciones de las sociedades que abarcan lo social, lo político y lo humano. Estos cambios no llegan sin resistencias, ni tampoco se producen en cualquier sitio, por este motivo es necesario conocer las lógicas espaciales que condicionan el modo en el que la Internet se acerca a las sociedades y de que manera transforma la vida y los espacios que conecta. Consideramos que Internet como red tiene un increíble potencial emancipador y democrático. Mediante estas tecnologías se podría concentrar y acceder a todo el conocimiento del planeta con costes y esfuerzos mínimos. También se estaría en condiciones de facilitar el intercambio libre de opiniones entre redes de jerarquía horizontal, al menos en determinadas circunstancias. Frecuentemente se concibe a internet la estocada final necesaria para eliminar las limitantes territoriales, la importancia del espacio y por consecuencia a la geografía como ciencia. Hablar de Internet significa en ocasiones significa recurrir a múltiples tecnologías, dispositivos, desarrollos, estándares, protocolos, proveedores, etc. Quizá por ello muchas veces se considera este tema como un terreno inexplorado, aterritorial y es frecuente que se le otorgue el halo de misticismo casi divino propio cualquier temática novedosa con un vocabulario propio muy vasto y alejado del conocimiento más tradicional. Sin embargo en un análisis más profundo de la situación hace imprescindible recurrir a muchos de los viejos temas de las ciencias sociales y geografía. El poder, la cultura, la desigualdad, la religión, la localización, el territorio, las redes, el Estado, los marcos legales, los movimientos sociales, y un largo etcétera son temas ineludibles en cualquier intento de comprender la realidad en un mundo que, para bien o para mal, cada vez está más influido por las tecnologías de Internet. La intención de estos escritos es presentar un pequeño mapa introductorio al mundo emergente a partir de la generalización de la red y las cuestiones geográficas relacionadas al mismo.